domingo, 5 de abril de 2009

Nº 77

2 comentarios:

cr dijo...

Estuve disfrutando del aire de la isla Martín García, un lugar mágico sin ruidos de automotor, ni luces por la noche.

Un fresco aire para tí.

Anarcoman dijo...

que ganas de verte, yo agregaría el aire que te entra andando en bici pero... dónde queda ese rincón para pedalear sin tragarte el aire mezclado con humo de gasolina! que asco está la ciudad!